Seguidores

Páginas vistas en total

lunes, 6 de febrero de 2012

Siente…
No hables. Incorpórate y no hagas nada más. Respira suave y casi sin que se perciba ni un solo sonido de tu boca, ni tan siquiera un leve soplo de aire. Ahora cierra los ojos y escucha. ¿Qué captas? Enumera en tu mente cada una de las cosas que eres capaz de sentir y, cuando estés seguro de que eso es cierto, grítaselas al viento y haz que se repartan por toda la habitación cada una de las sílabas que dijiste. ¿Notas como las lágrimas te caen de los ojos? Y ahora me preguntarás… ¿por qué me pasa esto? Pero sabes que no es necesario que responda; conoces perfectamente la razón de cada una de las lágrimas que cayeron…
Abre los ojos, levántate y asómate a la ventana. Es primavera. Las flores están vestidas de vivos colores, el cielo es de un azul intenso y el ambiente tiene un suave toque veraniego. Cierra los ojos de nuevo e imagina el tacto y el aroma de los pétalos florales. ¿Puedes sentir cada uno de sus olores? ¿Y el tacto delicado que tienen? Dan la sensación de ser frágiles, pero desconocemos la fuerza que guardan en su interior.
Continúa con los ojos cerrados e imagina que eres un pájaro. Sí, tienes alas y eso significa que puedes volar. Ahora ábrelas y salta al vacío. Libertad. Esa es la palabra exacta ¿no crees? No temas, no vas a caer. Siente como el viento te sujeta para evitar que ocurra y déjate llevar. ¿Miedo? ¿Eso qué es? No tienes miedo. Eso se llama incertidumbre. ¿Dónde acabarás? ¿Cómo? Esas son preguntas que te haces diariamente sin necesidad de volar. Lo que quiero es que no pienses, solo haz una cosa: siente.
Abre los ojos y camina hasta el espejo. ¿Qué ves? Sí, la respuesta es evidente; te ves a ti mismo. ¿Crees que esa es la respuesta que querías dar? Antes de contestar, hazte esta pregunta: “¿Quién soy en realidad?”. No, no sabes responder. ¿Y sabes qué? Yo tampoco. ¿La razón? Nadie sabe quién es uno mismo. Piénsalo. Todos somos moldes de barro, con distintas formas, pero prácticamente iguales, que no idénticas. Nos amoldamos a lo que nos dejan ser y a como nos enseñan a ser, pero en verdad nunca podrás saber lo que es ser un pájaro y poseer esas alas que te hagan volar.
Túmbate en la cama y cierra los ojos de nuevo. ¿Notas como ahora si está bien todo, aquí en la más rotunda y silenciosa soledad? El poder de sentir cada una de las cosas que querías es lo que ha hecho que te encuentres así…dotado de una incondicional libertad.
Recuerda: por muy desconcertante que parezca todo y por muy mal que te sientas, tan solo tienes que cerrar los ojos y respirar mientras intentas escuchar el sonido del silencio. Y, una vez conseguido esto…no habrá nada que te impida seguir adelante…
Tan solo siente...

Yourself..



Y regalarse es, en definitiva, no quererse...
(Mario Benedetti)

viernes, 3 de febrero de 2012




Y dile al Amor qe no toqe mi puerta.. Qe yo no estoi en casa.. Qe no vuelva mañana..! A mi Corazón ya lo han fallado en ocaciones.. Me fui de vacaciones, lejos de los Amores..!